¡ATENCIÓN JÓVENES: … llega la hora de emprender!

Escrito por Sevilla!Empleo → 21 de noviembre de 2013
Está claro que por diversos motivos, que ya iremos considerando desde aquí, se ha pasado de la dependencia del empleo “por cuenta ajena” y le ha llegado el turno a la iniciativa propia, al autoempleo, a la “empresa laborada”. La estabilidad laboral se ha tornado en un mito caído y un puesto de trabajo ya no será más para toda la vida.

Este es el perfil del mercado que pilla ¿desprevenida? a toda esa generación de jóvenes - “la más preparada en la historia”- inclusive también su versión opuesta de numerosos NiNis, cuyas capacidades emprendedoras resultan una gran incógnita a determinar por esa endémica aversión al riesgo empresarial de nuestra cultura y por los problemas añadidos de esa especie de “vergüenza torera” frente a la posibilidad de fracaso propio, pero cuyo resultado a la corta habrá de significar la baza principal del panorama económico y sociolaboral de nuestro país de cara a su futuro próximo. Como anunciábamos en el post precedente ya están las cartas echadas y el asunto decidido, incluso casi determinado económicamente desde los diversos niveles de gobierno.

Respecto a la Estrategia de Empleo Joven ya vimos que en la Cumbre de París, de acuerdo con las previsiones de los organizadores, se pretende movilizar unos 45.000 millones de euros durante el trienio 2013-2015. Además de los 6.000 millones de euros de la denominada garantía joven, los líderes europeos analizarán otras medidas junto al Banco Europeo de Inversiones, que dispone de un programa específico de otros 6.000 millones de euros anuales. A ello se podrían sumar entre 6.000 y 7.000 millones cada año de los 10.000 millones de que dispone el Fondo Social Europeo y 2.200 millones del programa "Erasmus Plus" para permitir la salida al extranjero de jóvenes para realizar prácticas profesionales o cursos de formación.

Toda vez que Europa incluso ha provisionado en estos últimos días los fondos comunes para esta primera etapa, en lo nacional incluso sorprende la determinación y el empeño con el que se aborda la adaptación de la estrategia existente a un nuevo plan específico e inminente, en lo regional se planifica y se diseña sobre su implementación y en lo local… hace mucha falta y se distribuye… y se sueña, o por lo menos: se cuenta, que es forma más pragmática de soñar.

Quiere decirse que el plan está urdido, muy oportunamente y no hay vuelta de hoja, no sólo por su necesidad en cuanto al importante ámbito que abarca sino porque al tratarse de un producto surgido en plena crisis de un cambio de época mas que de una época de cambio, resulta decisivo por su novedad de la que se espera otra manera de proceder, de repartir, de participar, otro modelo de estrategias más sostenibles donde seamos cada uno de nosotros más corresponsables de nuestros propios actos a la vez que de nuestros impactos.

Ayer era época de gestores, hoy decididamente dependemos de un nuevo liderazgo. Pero eso es harina de otro costal y quizás evocación para la continuidad de post futuros.

Estas consideraciones no quedarían del todo completas sin advertir de un elemento introductorio más, también de máxima actualidad, y también, en el mismo sentido condicional que venimos aplicando, determinante en su novedad. Se trata de la reciente LEY DE EMPRENDEDORES, cuyo extracto puedes visitar aquí.


Sevilla!empleo 2014